.

miércoles, 14 de octubre de 2009

2

Solución 10!! Cómo aplicar el aceite al suelo de madera

Fiona de Decoesfera ha encontrado una solución práctica, barata e ingeniosa para dar el aceite a su suelo de madera tropical sin dejarse la espalda, jeje.La idea es la mar de sencilla

Antes de aplicar el aceite hay que limpiar bien la madera con agua y jabón.

Un a vez que está bien seca es el momento de pasar el aceite (se recomienda 2 veces al año).

Pero en lugar de estar agachado dándole al paño, con el consiguiente dolor de espalda, fiona ha ideado lo siguiente:

A un palo de escoba le ha añadido un rodillo de espuma. Para que se enganche bien ha colocado al rededor del mango del rodillo papel de cocina. Así el rodillo se queda bien sujeto al palo.



Una vez que tienes la herramienta lista, es el momento de echar el aceite en la bandeja, mojar el rodillo, escurrirlo y a rodar se ha dicho...jejeje, vamos que ahora toca pasarlo por la tarima.

Según fiona :
"Es muy importante escurrir bien el aceite, para poder extenderlo sin que chorree. Según vamos pasando el rodillo, la madera va absorbiendo el producto, por lo que será necesario insistir para que quede bien distribuido.
Normalmente aconsejan pasar un paño veinte minutos después de haber dado el aceite, aunque tengo que confesar que en mi caso no ha sido necesario, ya que evité impregnarlo en exceso y preferí dar varias capas finas a medida que este era absorbido por la madera. Pero en caso de que sea necesario, no hay más que reservar otro rodillo, limpio y seco, que eliminará el eventual exceso de aceite."








El buen resultado salta a la vista:



¿Sabes más trucos de este tipo y te apetece compartirlo? envía una explicación y unas fotos que la ilustren
Vía: Decoesfera

Si te gustó este artículo puedes suscribirte al feed o recibir los artículos por e-mail

2 comentarios. ¿Dejas el tuyo?:

alejandro 14 de octubre de 2009, 9:40  

fiona es un crack!!

Para muestra un botón 16 de octubre de 2009, 17:47  

que bonito, siempre me han gustado las terrazas asi, con madera y piedritas blancas, tal vez un día me anime y le de una onda zen a la terraza, queda precioso.
vivi

Blogs Amigos





Google+ Followers

SUBIR HASTA LA CABECERA