.

domingo, 30 de mayo de 2010

10

La cabeza de ciervo de Oliver


Hace unos días Oliver nos preguntaba qué podía hacer con su cabeza de ciervo. Ya ha encontrado la solución y la quiere compartir:

"Aquí está el ciervo en todo su esplendor: un toque diferente para el salón de mi casa. ¿que te parece?"

Su salón antes de colgar la cabeza de ciervo:




Si te gustó este artículo puedes suscribirte al feed o recibir los artículos por e-mail. También lo puedes Compartir en Facebook o seguirnos en Sigue x4duros on Twitter

10 comentarios. ¿Dejas el tuyo?:

Catalina 30 de mayo de 2010, 12:17  

Por fin sabemos el desenlace de la famosa cabeza de ciervo. Recuerdo la multitud de sugerencias que se le dieron a Oliver, y que a mí en concreto me gustaba la cabeza como estaba y sin darle otra utilidad que no fuera otra que la decorativa. Me alegra ver que al final haya optado por esta opción.

El salón está precioso y ha cambiado mucho, para mejor. El color azul de la pared no puede ser más acertado.

Besos
Cata

Anónimo 30 de mayo de 2010, 12:19  

me parece ideal, ha quedado muy integrado y demuestra que se puede llenar la casa de animales sin que éstos estén disecados!! por otro lado la idea de reciclar el atrezzo de los escaparates de las tiendas, tan caro y tan efímero, no está nada explotada. congratulations! imobach.

Anónimo 30 de mayo de 2010, 12:24  

¡Qué bonita ha quedado la cabeza de ciervo!

El salón te ha quedado precioso, Oliver. Un acierto el color de la pared.

Un saludo.
Nazaret

Thelma 30 de mayo de 2010, 13:50  

Pues me parece un horror (sin ánimo de molestar)porque no me gusta ver las cabezas de animales en otro sitio que no sea pegadas al propio cuerpo. Ya sé que ésta es de mentira, pero evoca usos para mí, salvajes.
Lo que sí me gusta son los azules que has empleado en la pared y en los cojines, es un color que me encanta y no sé por qué no se usa mucho actualmente.
Un saludo.

rosario 30 de mayo de 2010, 17:54  

Evidentemente, el resultado, con la cabeza en el salón, está mejor.
Un beso.

Nilsa 30 de mayo de 2010, 20:46  

A mí lo que me ha hecho gracia es el gato del sofá que está mirando al ciervo. :-)

Y una pregunta, ¿por qué no lo pintaste en azul como el resto de detalles del salón?

Un saludo

cph 30 de mayo de 2010, 20:53  

Al final has conseguido sacarla partido, con la cantidad de comentarios que tuviste, madre mías. A mi personalmente no me encanta, pero si es cierto que los azules de la pared me gustan mucho.

Anónimo 30 de mayo de 2010, 21:58  

pues pa q te voy a mentir pa agradar pues no asi q te soy sincera y te digo que a mi no me gusto me gusta mas la foto del antes pero pa gustos colores mijo un besoteee
maritxu

Queta 31 de mayo de 2010, 16:12  

Pero si al final ha quedado estupenda! A mí me gusta mucho aunque nunca se me hubiese ocurrido ponerla en mi casa, tiene un aire a los salones nórdicos, jeje.

Anónimo 31 de mayo de 2010, 21:45  

Entonces tanto cuento y al final la ha colgado tal cual, sin pintar...
De todas formas, la veo super original ;)

Blogs Amigos





Google+ Followers

SUBIR HASTA LA CABECERA