.

miércoles, 4 de agosto de 2010

4

Espejo malma como regalo de boda



Silvia quiere compartir el tuneo de un espejo malma



"Hola Tururu:


El espejo Malma en pino del Ikea, da para mucho, no en vano nosotros lo hemos utilizado para un regalo de bodas.

Lo pintamos en color mantequilla, lo forramos con un papel de arroz para decoupage, y remarcamos con un lazo de rafia en natural y por fin pusimos a los protagonistas del evento, con la forma de mis brochecitos, "repitiendo" la escena de la invitación a la boda tan bonita que nos habían dado.

Un recuerdo y un regalo muy especial hecho con todo el cariño.

A ellos les ha encantado, esperamos que a vosotros también.

Muchos besos."

Visita el blog de Silvia: Silmariñecas.

Gracias por compartir







Si te gustó este artículo puedes suscribirte al feed o recibir los artículos por e-mail.

4 comentarios. ¿Dejas el tuyo?:

Cristina Sanjosé 4 de agosto de 2010, 10:53  

El espejo ha quedado chulísimo. Lo que no veo tan claro es lo del regalo para boda.

¿Quién no tiene ya el espejo Malma en casa? :-p

Almudena 4 de agosto de 2010, 12:31  

Qué chulo, Silvia!

Seguro que como ese no lo tiene nadie y es un regalo de boda personalizado, original y hecho a mano, lo cual le da un valor único.

Qué suerte saber hacer esas cositas :D

bego 4 de agosto de 2010, 13:42  

Si me vuelvo a casar solamente te invitaré para que me hagas uno parecido, jeje.

En mi invitación de boda puse una foto bajada de internet: una novia que arrastraba al novio,luego en la luna de miel en Irlanda vimos lo vendían en una pastelería, jeje. Si la encuentro os la mando, besotes,

bego

Silvia de Silmariñecas 4 de agosto de 2010, 23:07  

Me alegro que os guste, lo hice con todo el amor del mundo.
Tal y como dice Almudena al ser artesano, tiene un valor especial, así que era el complemento ideal al regalo monetario.
Se acordarán más del espejo que del otro regalo que también le dimos. Y eso es precioso.
Muchos besos

Blogs Amigos





Google+ Followers

SUBIR HASTA LA CABECERA