.

martes, 28 de abril de 2009

4

Antes y Después: reforma tuneo de un cuarto de baño .2ª Parte

Ayer Vicky nos contaba cómo comenzó la reforma de su baño y hoy la historia continúa...

"Mi marido quería matarme: poner el lavabo fue toda una odisea, y a mi no se me ocurre más que volver a quitarlo... y quitar absolutamente tooooodo lo quitable del baño para pintar los azulejos, que encima nunca hemos visto una casa en la que los hayan pintado, y no tenemos ni idea de cómo queda...

Pero yo, erre que erre... tú desmonta, que ya pinto yo, agonías...
(el Domingo) Con todo desmontado y debidamente empapelado (todo, todo, no sea que caiga una gotita de la pintura, que es al disolvente y cuesta la misma vida quitarla), me pongo el mono de pintor talla XL que me he agenciado, un pañuelo en la cabeza para no salir con el pelo tintado en tonos indeseables, y unos guantes debidamente enfundados (y que me cambio cada vez que se manchan en exceso, para no andar dejando marcas por las zonas pintadas ni en mis manos) y manos a la obra...


(Lunes) Lo primero, después de lavarlo todo bien y secar adecuadamente, una capa de imprimación a las tiras de azulejos que irán después en marrón chocolate.



Los azulejos se pueden pintar de cualquier color, no es necesario adaptarse a los pocos colores de la carta de Bruguer baños, pero para pintar con la pintura que queramos hay que dar una capa de imprimación.

Todo lo pintaremos con rodillo de espuma de canto romo. Lo preferible es que no sea demasiado grande, y que compremos varios recambios, para estrenar uno por día y por color, garantizando así que pinte adecuadamente (yo gasté en total 5 recambios).

Después, la primera capa de pintura blanca a los azulejos. Por lógica, empezar por los sitios de acceso más difícil, como la pared de la bañera... yo empecé por "los pies" de la bañera, y me las vi negras para pintar luego la pared!!!Dejamos secar todo el día.



(Martes) Al día siguiente vamos a por la segunda capa de blanco. La zona de la imprimación la dejamos como está, que siga secando tranquilamente. Volvemos a dejar secar.


(Miércoles) El tercer día comprobamos que la pintura blanca haya secado adecuadamente. Si es así, procedemos a recortar con cinta de carrocero la separación entre las líneas que serán marrones y las blancas.

Cuando estaba con la cinta me puse a pensar en que mi marido no estaba muy por la labor de poner "sólo" esas tres tiras en marrón, él votaba por pintar toda la pared, pero me daba miedo que fuese demasiado oscuro... y decidí que la fila superior de azulejos, en la que las baldosas son más pequeñas, podía quedar bien de marroncito.

Para proteger la parte de la pintura blanca de abajo puse cinta de carrocero de esta que venden con plástico electrostático pegado, de forma que si goteaba algo (que goteó, y tanto que goteó...) no cayera sobre mi blanquita y virginal pared...

Después de proteger toda la zona blanca posible, a darle al marrón."

Continuará...

Mañana tercer y último episodio de esta miniserie de la reforma del baño de vicky, jejeje.

Quieres ver cual es el resultado final? Cómo quedarán los azulejos marrones? Pues tendréis que esperaros a mañana!!!



Si te gustó este artículo puedes suscribirte al feed o recibir los artículos por e-mail


4 comentarios. ¿Dejas el tuyo?:

elisa 28 de abril de 2009, 12:25  

Ardo de impaciencia,por verlo terminado¡¡¡
saludos,Eli

Mejo 28 de abril de 2009, 16:14  

Mira me tienes en ascuas ya!!!
¿Alguien sabe si tb hay pintura para suelos de cuartos de baño? Es que me está picando ya todo por hacerlo... Si no fuera porque vivo en un piso de alquiler... ¡Que no habría hecho ya!

Chus, Pilar y Cristiane 28 de abril de 2009, 22:42  

Menudo trabajo, yo he pintado azulejos y tiene tela, paciencia amiga, mucha paciencia.
El resultado seguro que es espectacular.
Un besito, Chus

toni 17 de octubre de 2010, 21:42  

Yo he pintado ya dos cuartos de baño. Me atreví con el pequeño, me quedó muy bien y luego hice el grande, que me quedó aún mejor!!
Yo utilicé pintura epoxi, es lo mejor que hay, la única pega que tiene es que es muy fuerte, yo lo hice en verano y me tuve que poner el ventilador para no marearme (mis cuartos de baño son interiores). Pero han quedado genial. El primero hace ya cinco años, mi marido se ducha en él cada día y no ha saltado para nada la pintura, está como el primer día. El segundo lo hice el año pasado, y lo mismo...
El problema de la pintura epoxi es que tienes que ir a la idea... es bastante espesa y si tardas mucho se seca, así que hay que trabajar sin prisas pero sin pausa, hay que ir a la idea.
Si eres mañoso o mañosa, te lo recomiendo. ¡¡Nadie nota que está pintado si no lo digo yo!!
Es una buena opción antes de ponerte a hacer obras.
Un saludo a todos.
Toni.

Blogs Amigos





Google+ Followers

SUBIR HASTA LA CABECERA