.

martes, 23 de noviembre de 2010

12

Antes y Después de la silla de Carolina


Nombre: Carolina


Antes-Después:

"Os presento mi pequeño proyecto de restauración de esta silla antigua...

Quería darle un toque especial a un pequeño espacio en mi habitación, junto a un armario que también tuneé. Primero pensé hacer un mueblecito o poner unas baldas, pero no me convencía... al final me decidí y fui a una tienda de muebles de segunda mano (también puedes conseguir una en mercadillos de antigüedades, bien baratita). Fijé bien la silla, pues estaba algo inestable, y compré tela con algún dibujo modernito para tapizarla (la compré en un mercadillo, 5 euros el metro).

Lo más complicado para mí fue quitar la tapicería anterior, con cuidado, sin dañar la madera al quitar grapas y chinchetas que tenía. Después rellené con masilla para madera los huecos y cuando se secó lijé la silla. Pasé un paño húmedo para quitar restos de serrín.

Después sustituí la espuma amarilla del cojín por otra, reutilizada de una almohada que tenía que no uso. También puedes comprarla, pero como ya tenía me salía más económico. La fijé a la silla y me puse a pintarla con pintura blanca mate, para madera. La elección de la pintura es importante, pues cuando pinté el armario de mi cuarto compré otra pintura y aunque ponía mate, el resultado era brillante, y daba la impresión de ser plastificada. A mí me gusta más el resultado "rugoso".

Después, cuando secó, coloqué la tela con una grapadora, bien estirada para que quedara como recién comprada. La parte de abajo del cojín también la tapicé, con una tela de color beige que tenía en casa, de otro proyecto. La verdad es que ha quedado genial! Hay que tener un poco de maña para colocar la tela y que no queden muchas arrugas. Por último hay que poner una cinta de pasamanería, pegada o fijada con chinchetas (si son del color de la cinta mejor) y trabajo acabado.

A mí aún me queda acabar la pasamanería pero es que me ha gustado tanto que he querido compartirla con vosotros! Las fotos son de mala calidad, pues las hice con el móvil. ESPERO QUE OS GUSTE!

UN CONSEJO: es mejor pintar la silla antes que poner la espuma, pues no caí en que se podía manchar sobre todo en las esquinas más difíciles que dan al cojín de la silla.

GASTOS DEL "TUNEO":

silla 4 €

tela 3,50 €

pintura 9 € (bote de litro, usarás menos)

chinchetas 0,80 €

grapas 1,25 €

lija fina (unos céntimos)

espuma (reutilizada de almohada)

TOTAL: 19 € "


Gracias Carolina :D



 Puedes recibir los artículos por e-mail,  suscribirte al feed , seguirnos en facebook, twitter o bloglovin'

12 comentarios. ¿Dejas el tuyo?:

bego 23 de noviembre de 2010, 14:47  

te ha quedado genial, genial y muy interesante el desglose económico. A ver si así se conciencia a la gente de lo bueno que es renovar cosas por cuatro duros... un beso

tania 23 de noviembre de 2010, 15:06  

Me encanta ver los antes y los después!!!!!!!! Te ha quedado genial! Y sobre todo que por poco dinero tienes una silla exclusiva!!

Un abrazo, tania.

Agurtzane 23 de noviembre de 2010, 15:12  

Me encanta, y que hayas puesto el precio de todo es muy bueno, asi nos damos cuenta todos de lo poquito que tenemos que gastarnos a veces en hacer algo tan bonito y exclusivo para nuestras casas... eso es diseño eficiente, si señor!
:)

Regina 23 de noviembre de 2010, 15:53  

Ha quedado una silla estpenda. Es que es increíble lo que se puede hacer con un poquito de gusto e imaginación.
Un besito.

KASHNA 23 de noviembre de 2010, 16:30  

És geniaaal!!!! Yo también tengo unas sillas antiguas de comedor que tengo que arreglar, así que gracias por los consejos!!

Lucía 23 de noviembre de 2010, 16:34  

Te ha quedado genial. ¿Sabes de alguna tienda de muebles así en Madrid?

I love mum! 23 de noviembre de 2010, 16:44  

Me encanta el cambio ;)

aramissenil 23 de noviembre de 2010, 18:03  

Menudo cambio!!!! Espectacular!!!!

http://aramissenil.blogspot.com/

Ana Luisa 23 de noviembre de 2010, 22:53  

Hola, Carolina,
enhorabuena por tu proyecto.
¿Cúal es la marca de la pintura blanca mate que queda mate? ¿I cuál te ha parecido que no queda bien? Te lo pregunto porque junto tengo que comprar pintura blanca y no quiero equivocarme.

Gracias!

Miss Soler 23 de noviembre de 2010, 23:49  

No hizo falta lijarla para quitar el barniz??

Me encanta vuestro blog.

Bsos

Para muestra un botón 24 de noviembre de 2010, 9:51  

Que bien Carolina! y con los precios! qué detalle, gracias por compartirlo asi vemos realmente que se pueden hacer cosas de calidad x 4 duros!

gherkinillo 3 de enero de 2011, 16:55  

¡Impresionante! Da un gustillo renovar algo que parecía perdido... o comprado por cuatro duros ;) Yo lo hice con una mesita viejísima que reutilicé como mesita de noche después de lijarla, pintarla y mimarla un poco, y ahora la aprecio mucho más que si me hubiera gastado un dineral en ella :)

Blogs Amigos





Google+ Followers

SUBIR HASTA LA CABECERA