.

miércoles, 21 de septiembre de 2011

9

Pángala nos cuenta cómo convertir una tabla de planchar en un banco de trabajo



Mi proyecto, tuneo, diy, reforma...
Este es otro de los proyectos que he realizado últimamente reciclando cosas que ya tenía. Si no tienes una casa grande o un espacio para trabajar, esto viene muy bien, yo ya lo tengo, :-)


Tutorial, Paso a paso: 

Necesitas:
Tabla de planchar
Tablero: el mío de 120x40x2
Taladro, broca del 7 y del 3,5
10 tornillos avellanados, tuercas, y arandelas, todo del 4
Taladro, destornillador y rotulador indeleble

Opcionalmente:
1 ó 2 recipientes de plástico que podrás poner y quitar facilmente para guardar el banco cuando no lo usas, ya que van fijados con unos potentes imanes. Estos recipientes los he puesto para poner útiles que empleas mientras trabajas.

Pasos:
1. Quita la funda a tu tabla de planchar. Guárdala, no la tires porque te puede valer para hacer, por ejemplo, un salvamantel.


Los agujeros que tiene la superficie metálica nos van a venir muy bien para fijar el tablero con tornillos. Como estos agujeros son más grandes que cualquier tornillo que pongamos (con un poco de sentido común), entre la tuerca y el tornillo pondremos una arandela para salvar el hueco tan grande que queda, pues de otra forma se colaría la tuerca por el agujero y el tornillo no fijaría el tablero a la base metálica de la tabla. Dicho de otra manera, que el tablero "bailaría".



2. Colocamos el tablero sobre esta base metálica aprovechando la rejilla y desde abajo marcamos con rotulador indeleble de forma simétrica dónde vamos a agujerear el tablero. Yo decidí hacerlo en 10 puntos.
Cuando ya los hemos marcado todos lo giramos, y ya podemos empezar a taladrar.



3. Como los tornillos son de 4, taladra con una broca del 3,5 en cada una de las 10 marcas que has hecho. En la foto podéis ver mis señales, tres las he marcado con una flechita porque no se veían muy bien, pero en total hay 10.




4. Si metiéramos ahora el tornillo se le quedaría la cabeza fuera. Para evitarlo, y que quede la cabeza hundida en la madera necesitamos utilizar un avellanador. Yo no tengo, pero sí la alternativa. Consiste en hacer una pequeña incisión con una broca mucho mayor, en este caso del 7. De esta forma la parte superior del agujero tiene un mayor diámetro y así la cabeza del tornillo se puede esconder.





5. Ahora metemos los tornillos con ayuda de un destornillador. Hemos usado una broca un poco más fina que el tornillo para que no haga juego el tablero y se mueva. Yo me confundí en el primero, y el tornillo se me ha pasado de rosca, así que cuidadito.

6. Una vez que los hemos metido todos hasta el final, sin cambiar nuestra antigua tabla de planchar de posición, simplemente usando el tacto, pasamos una arandela por el extremo del tornillo que sale por la parte de abajo, y a continuación la aseguramos con una tuerca. Al menos en mi tabla de planchar no hay espacio para poder usar una llave que asegure con más fuerza las tuercas, por eso no os la he puesto en la lista de cosas necesarias.



6. Con esto ya tendríamos nuestro banco de trabajo, pero como yo tengo obsesión con la organización, aprovechando que la base para la plancha era imantable, he fijado dos recipientes de plástico con dos imanes que tienen una fuerza de sujeción de 4,6 kg. Así evito que se me deslicen cosas por el tablero.

Y ya está, ya tienes un reciclado, práctico, económico y plegable banco de trabajo, ¡¡¡ espero que te sea útil !!!

Nombre: Pángala



Gracias por compartir :D


Síguenos: e-mail / feed  / facebook / twitter / bloglovin'/ etsy

9 comentarios. ¿Dejas el tuyo?:

Blanca y + 21 de septiembre de 2011, 10:10  

Buenísima idea y bastante sencilla. Gracias por compartirla.

Anónimo 21 de septiembre de 2011, 12:23  

¡¡QUE GENIAL!!, precisamente acabo de comprarme una tabla nueva y no sabía qué hacer con la vieja. Está tan bien explicadito que me voy a animar a copiar la idea aunque me considero bastante manazas.

¡¡Gracias por compartirlo!!

Saludos

María Ra

Anónimo 21 de septiembre de 2011, 12:37  

Excelente idea, y muy apañada. Creo que te la copiare.Felicidades.

Saludos.

Monchina

marox79 21 de septiembre de 2011, 13:51  

A grandes males, grandes ideas.

julibel 21 de septiembre de 2011, 15:46  

buena idea.
Con tu permiso cuando pueda hare lo mismo: es una muy buena idea.
gracias

julibel 21 de septiembre de 2011, 15:47  

muy buena idea. cuando pueda te la copiAre con tu permiso.

gracias

casatiburcio 21 de septiembre de 2011, 16:19  

que gran idea! me vendria genial, a ver si me animo! gracias por compartirla

Anónimo 22 de septiembre de 2011, 8:56  

buena idea, aunque creo que una tabla de planchar tiene poca estabilidad para usarla como banco de trabajo, pero puede usarse como mesa auxiliar cuando estas haciendo cosillas. Es bastante alta con lo que viene bien para ir dejando las herramientas y no tener que agacharte todo el rato.

Pángala 22 de septiembre de 2011, 9:35  

Gracias a todas las personas que me habeis comentado, y visitado, me anima mucho !!!!!!!!!; en cuanto a la sugerencia de mesa auxiliar, claro está que depende de cómo sea la tabla de planchar, yo las he tenido mejores y peores, y esta es de las buenas, la cambié porque me regalaron otra mejor. La cuestión es que es cierto que si la mesa no es muy estable puede que no de buenos resultados, pero en esta, además de ser estable, el tablero pesa bastante, con lo que adquiere mayor estabilidad aún. Y en cuanto a la posibilidad de usarla como mesa auxiliar, es una buena idea: en cuanto a la altura, es cierto que es bastante alta, pero si se quiere usar como mesa auxiliar en trabajos de distintas alturas, al menos esta tabla puede regularse . Gracias de nuevo por los comentarios y las sugerencias :-)

Blogs Amigos





Google+ Followers

SUBIR HASTA LA CABECERA