.

miércoles, 7 de septiembre de 2011

4

Antes y Después de la cómoda rast de alicemudgardens


Antés y Después:

Hola, te envío mi antes y después de la cómoda rast de ikea. Espero que os guste.

saludos.




Tutorial, Paso a paso: 

Para hacerlo he utilizado:

-Anilina de color pardo al alcohol. Es tinte en polvo que compre en una tienda de pinturas. Se mezcla con alcohol 96º a gusto según la intensidad de color que te interese.
-Pinturas al agua de los colores deseados. Yo he utilizado: magenta, blanco roto, negro, rojo, verde aceituna, turquesa y oro para los pomos también.
-cinta de carrocero.
-Barniz al agua incoloro, satinado.
-brochas y pinceles.

Instrucciones.

Primero he teñido los cajones, menos la parte delantera, y el resto de la cómoda. Después he pintado las rayas utilizando como guía la cinta de carrocero en la parte delantera de los cajones. Una vez seco la he dado una mano de barniz a toda la cómo y terminado.

Espero que os guste la idea. Y si os animáis ha hacer el proyecto y tenéis alguna duda, podéis preguntarme sin miedo.


Nombre: alicemudgardens

Website / Blog:
mudgardens

Gracias por compartir :D

Síguenos: e-mail / feed  / facebook / twitter / bloglovin'/ etsy

4 comentarios. ¿Dejas el tuyo?:

Anónimo 7 de septiembre de 2011, 9:20  

¡¡Que preciosidad!!, ¡¡¡Me ha encantado!!!... algún día me animaré a hacer algo tan bonito como lo que mostrais aquí.

Gracias por compartirlo

Un saludo

María Ra

macu 7 de septiembre de 2011, 17:52  

Me gustaria saber hacer algo tan bonito y tan bien, las lineas rectas no son mi fuerte.

María 10 de septiembre de 2011, 14:13  

Y la cinta de carrocero no hace que se desprenda la pintura??? Me gustaría probarlo en mi pared, pero me da miedito llevarme la pintura de fondo...

Te ha quedado genial la cómoda!!!

mudgardens 16 de septiembre de 2011, 14:07  

gracias por los comentarios.
María, la cinta no se lleva la pintura si esta seca, lo único tener cuidado de que la pintura no sea muy líquida.

saludos

Blogs Amigos





Google+ Followers

SUBIR HASTA LA CABECERA